La realidad de los emprendimientos: un camino lleno de obstáculos

Muchos emprendimientos fracasan antes de que el negocio sea lanzado de forma oficial. Descubre cómo evitarlo…

Emprendimiento carrera de obstáculos

Muchas personas ven a los emprendedores como modelos a seguir. Como consecuencia, se plantean como objetivo de vida crear un emprendimiento. Sin embargo, esto conlleva mucho más que el planteamiento de una idea de negocio.

De hecho, presas del entusiasmo inicial, muchas personas se aventuran a iniciar su emprendimiento, solo para verlo fracasar poco tiempo después. Es importante organizar bien la idea de negocio desde el principio para tener mas probabilidades de éxito, y correr menos riesgos.

Comunicación de ideas

Más allá de ser bueno en el trabajo o en la industria en la que se enfoca el emprendimiento, es necesario poseer también buenas habilidades de comunicación. No solo para aumentar clientes, sino también para expresarse con claridad frente a los inversores potenciales.

Gran parte de los emprendimientos fracasan porque falta de capital o de financiación. Para combatir este obstáculo, se recomienda la creación de una estrategia financiera que inspire confianza y seguridad a los inversores.

Tener un concepto claro

Contar con una idea de negocio no es lo mismo que tener un concepto establecido. En el concepto, la persona sabe de qué forma serán alcanzado los clientes, que valor añadido puede ofrecer su negocio para ser electo, qué problemática busca solucionar y cómo lo hará. También se planifican un poco mejor todos los procesos de logística, las diferentes audiencias a las que se comunicará y por qué.

Existen técnicas que buscan ayudar a la conceptualización de una idea innovadora. Algunas de ellas son Lean, Design Thinking, Canvas Business Model, y Six Sigma. Evaluar la idea a partir de estas metodologías podría resultar muy beneficioso y ayuda a las personas a ahorrar dinero al evitar caminos que no tendrán resultados positivos.

Estas son algunas de las cosas que cada emprendedor debe tener claras a la hora de iniciar un emprendimiento. Cuando se cuenta con una propuesta completa que incluya la definición del modelo de negocio, se puede empezar a trabajar en otra fase del emprendimiento.

Referencias:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *