Decálogo de un profesional de éxito

La competencia en el mundo profesional puede ser fruto de desalientos y depresiones, cuando no de sufrimientos que muchas veces resulta posible atajar a tiempo…

Decálogo del profesional exitoso

La competencia en el mundo profesional puede ser fruto de desalientos y depresiones, cuando no de sufrimientos que muchas veces resulta posible atajar a tiempo.

No existe una ley del éxito garantizado, una fórmula mágica que ofrezca siempre resultados a todo el mundo, pero es posible plantear los mandamientos generales a que todo profesional exitoso obedece.

Diez consejos, diez perspectivas viables para ser un trabajador destacado en cualquier área profesional posible.

1. Trabaja a partir de tus fortalezas

Todos somos buenos en algo. Hay personas con facilidad para los idiomas, las matemáticas, las ciencias deductivas o simplemente para la organización. Apuntar al éxito en las áreas que menos propicias te resultan te garantiza una carrera profesional con una alta presencia de frustraciones. No significa que debas limitarte a las labores que has hecho y conoces bien, sino hacer de tus potencias el bastión desde el cual conquistar nuevas cimas. Darte mil veces contra la misma piedra te llevará sin duda a aprender, pero habrás acumulado una importante carga de rabia en el camino.

2. Distínguete de los demás

El mundo de hoy se basa en la preparación y la competencia. Aprende a evaluar tus potencias para que puedas también ofrecer tus singularidades. Puede que otros sean igual de buenos que tú, pero debes dar con la perspectiva única en la que los aventajas. Saber venderse es clave en el mercado laboral, pero también propiciar las pequeñas oportunidades de triunfo que te darán ese paso o dos que necesitas para destacar.

3. No te centres en el reconocimiento

Considera que la mejor forma de destacar es hacer bien tu trabajo. De nada sirve que inviertas esfuerzos y energía en promocionar tus talentos para luego desaprovechar tus oportunidades. Vende tu trabajo, no lo que dices sobre él. Tus esfuerzos te traerán el tan codiciado reconocimiento.

4. No hace falta temer al fracaso

Las cosas no siempre ocurren como lo planeamos. Algunos dirán que por lo general nunca lo hacen. El reto entonces está en amoldarse a las situaciones venideras, vislumbrar con tiempo las oportunidades más convenientes y perseverar, sobre todo perseverar. Nada se consigue de la noche a la mañana y sin tropiezos en el camino, así que haz acopio de tus compromisos y tu autoestima y procura que la oportunidad te encuentre trabajando.

5. Aprende a comunicarte más eficazmente

Ya sea para pedir ayuda, resolver conflictos o simplemente promocionar tus talentos, el lenguaje será siempre tu mejor herramienta. Un buen control de la comunicación verbal te permitirá asumir posiciones de liderazgo, así como un buen dominio del lenguaje escrito te abrirá puertas formales y robustecerá tu relación con el sistema. Recuerda que nadie puede saber lo que piensas hasta que lo digas.

6. Fomenta el intercambio social

El poeta John Donne decía que ningún hombre es una isla desierta. Mejora tu modo de vincularte al entorno. Escucha a tus compañeros tanto como a tus jefes, aprecia lo que tus subalternos tengan que decir. No puede hacerse una carrera en solitario, así que procura conocer a quienes te rodean: incluso el cargo de menor importancia tiene cosas que compartir y que enseñarte.

7. Asume siempre tus responsabilidades

Suena obvio, pero la honestidad es clave para convertirte en un profesional exitoso. ¿De qué otra forma puedes ser un elemento confiable para la empresa? Un profesional honesto atribuye a quien corresponda las ideas que condujeron al éxito y hace lo propio con las responsabilidades que se desprenden del error. Sólo un mediocre aspira a tener la razón a costa de otros.

8. Cultiva el arte de la paciencia

Tanto con los demás como contigo mismo. La paciencia te dará el tiempo necesario para ver las cosas en perspectiva y te dará frutos más duraderos que la premura. Recuerda que no hay forma más fácil de equivocarse que haciendo todo a máxima velocidad.

9. Disciplínate a ti mismo

Dale importancia a los más mínimos detalles. ¿Dijiste que tendrías ese informe para esta semana? Haz lo necesario para que así sea. ¿Prometiste encargarte tú de ese cliente? Prepara una estrategia para hacerlo. Procura avanzar día a día en la dirección que deseas y verás que cada paso dado facilita los que vendrán.

10. Valora tu creatividad

Las cosas siempre se han hecho de una manera y eso está bien. Pero siempre hay caminos alternos que podrían resultar provechosos. No desestimes tus posibilidades de innovación, ni te conformes con lo que explican los manuales. Recuerda que el cambio es parte vital de la vida y que una idea puede ser clave para resolver un problema complejo.

Trasmite estos consejos a tu equipo de trabajo y procura crecer junto a ellos como profesionales. Visualizar el éxito profesional como una aventura en la que conducís el timón de vuestro propio barco es la clave. ¿No estás de acuerdo?

Imagen: Freepik

One thought on “Decálogo de un profesional de éxito”

  1. Esta muy bien todo esta muy claro y preciso solo que les falto más imágenes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *