Equivocaciones frecuentes que tu startup debería evitar

Estos son los retos más frecuentes y más costosos en el ecosistema de las startups, y que involucran, a grandes rasgos, los temas de equipo, propósito, producto digital y el usuario…

Errores al crear una startup

Si bien cada experiencia de negocios es única, pues en ella intervienen factores internos y externos que la hacen irrepetible, existen especialistas en el área cuyo recorrido los hace capaces de vislumbrar los patrones, las repeticiones y las condiciones comunes en ciertos tipos de negocio o de inversión. Lo cual es sin duda una información útil a la hora de enfrentar emprendimientos y startups, cuyo proceso entraña aún un margen de riesgo considerable.

Equivocaciones comunes en las startups

Veamos a continuación, según los expertos, los retos más frecuentes y más costosos en el ecosistema de las startups, y que involucran, a grandes rasgos, los temas de equipo, propósito, producto digital y el usuario.

1. No saber venderse On-line

Un producto en línea tendría que promocionarse teniendo muy en cuenta lo que su público busca en la red. En ese sentido, cosas tan simples como poner la información equivocada o destacar los rasgos menos relevantes, pueden jugar en contra de la rapidez y visibilidad del producto (que son justamente las dos más grandes cualidades de la venta On-line).

2. Invertir poco y mal en el equipo

No es fácil captar al personal idóneo para tu startup, sobre todo cuando ésta enfrente momentos de cambio y de expansión. A menudo esos cambios exigen replantear la pertinencia de personas que han estado contigo desde el principio y que pueden, en muchos casos, ser tus amigos. O variar la manera en la que te comunicas con tu equipo creciente. Del modo que sea, negarse al cambio es la mejor forma de sucumbir ante él, así que se debe privilegiar la flexibilidad y la adaptación para vencer la inercia y la nostalgia.

3. No saber captar inversores

A menudo se busca dinero donde no hay, o en particulares muy poco sensibles a la visión de la empresa. O no saber ofrecerle a los inversores algún resultado concreto, alguna evidencia de la solidez de la empresa. En este tema habría que ser como los artilleros: apuntar muy bien antes de siquiera tocar el gatillo.

4. Desconocer el público objetivo

Un error trágico no sólo en startups sino en cualquier tipo de negocios: no saber a quién se le ofrece un producto reduce drásticamente las posibilidades de convencimiento y permite un margen de error en la comunicación que perfectamente puede costar la venta. La información es poder, dicen, y no lo es menos en los negocios. Conviene tener un buen feedback clientelar.

Estos son, en resumen, los patrones de error más frecuentes en startups hoy en día. Conocerlos y entenderlos puede significar la previsión de problemas o la anticipación de necesidades que conduzca hacia el éxito.

Ofrece a tus socios este artículo para fortalecer tu startup de cara al futuro o solucionar las debilidades que no hayas podido atender anteriormente.

Imagen: Freepik

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *