Guía para generar tus propias ideas de negocio

Las ideas y la pasión que sientas por ellas serán el motor principal de tu aventura de negocios. Esto práctica guía te ensañará a encontrar ideas de negocio de las que enamorarte…

Encontrar ideas de negocio

De acuerdo, ya soltaste tus amarras, ya te dispones a emprender, reuniste tus capitales y sacaste algunas cuentas. Estás listo para darle vida a esa idea tan fabulosa de negocios que se te ha ocurrido…, a menos que aún no la tengas.

Si este es tu caso, te podemos ayudar. Aunque no lo parezca, las ideas y la pasión que sientas por ellas serán el motor principal de tu aventura de negocios, pues si algo se necesita a la hora de un emprendimiento, es justamente la tenacidad que otorga el convencimiento. Piensa que 50% de los nuevos negocios fracasan a menos de un año de haberse emprendido y que el 90% lo hace antes de los cinco.

Veamos, entonces, una guía breve para que puedas generar tus propias ideas de negocios y avances en la realización de tus pasiones y tus sueños:

Breve guía para generar tus propias ideas de negocio

Consejo#1: No siempre has de tener una idea inédita

Tan sencillo como eso. No es necesario que reinventes la sopa. Muchos de los emprendimientos más exitosos sencillamente tomaron ideas que estaban en el aire, que la competencia estaba llevando a cabo, y darles un sentido único. A menudo, incluso, una idea muy adelantada a su tiempo no consigue ni siquiera empezar a germinar.

Lo que hace interesante a una idea de negocios, entonces, no es necesariamente que sea inédita, sino que sepa aplicarse de un modo eficiente, original y organizado; una vez logrado ese funcionamiento primario, será más fácil que vengan las ideas novedosas y las posibilidades más rompedoras. Empieza, digámoslo así, por hacer lo que otros hacen, pero hacerlo mejor.

Recuerda que es más sencillo trabajar a partir de lo ya existente que crear de cero en la mesa de dibujo.

Consejo #2: Mira a menudo a tu alrededor

Los grandes emprendedores de la historia han sido ante todo observadores. ¿Por qué razones sufre la gente a tu alrededor? ¿Qué les falta? ¿De qué se quejan? Allí pueden perfectamente estar las claves que necesitas para tu idea. Recuerda que todos los negocios se dirigen a alguien y tienen un mercado que satisfacer. Puedes hallar tu nicho simplemente prestando un oído atento a la gente que te rodea.

El paso siguiente, claro, sería preguntar: documentarse aún más respecto a la temática, las necesidades, las fuentes de esa molestia que pudiste percibir… Y buscar en los libros. Revisar las experiencias exitosas precedentes, revisar la historia del tema, en fin, hacerse un verdadero especialista.

Consejo #3: Brainstorming

También conocida como la tormenta de ideas, es una técnica infalible para encontrar ideas cuando no tenemos ni siquiera una clave de dónde buscarlas. Toma apuntes, graba tus impresiones, permite que tu mente derive con libertad y luego intenta juntar los puntos de lo que surja. Busca patrones, ideas repetidas, intenta ver el panorama desde lejos y fijarte en cuáles ángulos están sin explorar.

Como dicen los estadounidenses, hace falta pensar “fuera de la caja” (out of the box) para dar con los filones rentables y originales. Recuerda que las grandes ideas entrañan una perspectiva única, insospechada, de los mismos elementos cotidianos que normalmente no llaman nuestra atención.

Cualquiera de estos tres consejos te permitirá avanzar en la dirección adecuada: la de dar con tu propia idea de negocios. ¿Te animas a hacer la prueba?

Imagen: Freepik

Author: Pablo Quintero

Co-CEO de Proyecto Kulto ● MBA (exchange), Entrepreneurship, Startups and VC - IE Business SchoolIE Business School. ● Full-time MBA, Business Administration and Management - The Australian Graduate School of Management (AGSM) @ UNSW Business School. ● Doctorado en Fisiología y Nutrición, Ciencias de la Nutrición - Universidad de Navarra.

Leave a Reply

Your email address will not be published.