Una imagen de marca vale más que mil presentaciones

Toda estrategia de marketing se convierte, de alguna manera, en una apuesta por captar la atención de un público veloz, impaciente y, cada vez más, falto de concentración…

elementos de diseño e impresión

Se sabe que el triunfo de la imagen por encima de la palabra tiene que ver con su rapidez, su efecto potente e inmediato sobre la retina. Es un tema largamente estudiado y por lo visto una conclusión se hace inminente: la nuestra se ha convertido en una cultura visual, con todo lo que ello conlleva, por ello la importancia de la imagen de marca.

Toda estrategia de marketing o de propaganda se convierte de alguna manera en una apuesta por captar la atención de un público veloz, impaciente, y cada vez más, falto de concentración. Una imagen corporativa es, en ese sentido, una apuesta arriesgada pero necesaria, que concentre en una misma diapositiva los elementos que definirán a la empresa, pero que no hay tiempo ni espacio para enumerar.

¿Cómo es una imagen corporativa eficiente?

La clave para ese diseño unificador de logotipos, membretes, tarjetas, cartas y páginas web, se halla precisamente en la capacidad de evocar, con un rápido vistazo, no sólo el nombre de la empresa sino una serie de sensaciones con las que deseamos asociarla lo más posible.

Un rango de diseño equivocado es, en ese sentido, un contrasentido que cobrará su precio en términos de presencia y legitimación, generando el efecto contrario al deseado: un logotipo desordenado para una empresa de logística, un diseño tieso y monocromo para una de diseño, o una página web no amigable para una empresa de recursos humanos. En diseño, todo detalle cuenta.

Piensa que dispones de un tiempo limitado para captar la atención de cada posible cliente, y hacerlo con un diseño torpe o erróneo equivaldría a salir de cacería con una escopeta descargada y esperar dar el tiro de gracia. Maximiza tus chances.

Consejos para una mejor imagen corporativa

Hoy en día es posible gozar de un diseño inteligente y talentoso sin necesidad de gastarse en ello una fortuna. Los costos de diseño para un emprendimiento o una Startup a menudo resultan penosos pero necesarios, sobre todo si se confía en la primera impresión para abrirse espacio en el mercado.

La clave para una identidad gráfica potente reside en tres factores: el creativo, el del diseño y la imprenta.

El creativo usualmente trabaja en tu empresa. Puede que ni siquiera se dedique exclusivamente a ello, sino que sea alguien con cierto talento en la materia. Con ideas, con vocación, alguien pensando estéticamente tu proyecto. Si no lo tienes, deberías tenerlo: búscalo en tu equipo de trabajo. Si no, lo mejor es contratar un outsourcing.

Una vez que lo tengas, comunícate con él. Hazle saber lo que deseas como política comunicacional, la imagen que deseas proyectar, lo que quieres que la gente piense sobre tu empresa. Esas ideas son centrales y servirán de insumo para el diseñador.

Un buen diseñador es vital. Alguien no sólo que sepa manejar los programas, como una especie de técnico en la creatividad, sino que cuente con cierta agudeza, con cierto gusto, que sepa traducir a imágenes conceptos complejos. Para ello, claro, debe entenderlos primero. Nada es peor que un diseñador inculto, cómodo, sin amor por las formas. Trata de escoger bien con quién trabajar.

Para escogerlo, nada es mejor que solicitar portafolios y trabajos similares, y pedirle al diseñador que explique un poco lo que se propuso en cada uno. Así no sólo verás si sabe ilustrar en la computadora, sino a qué nivel de ideas puede aspirar.

Por último, la imprenta. Las imprentas son caras y siempre están abarrotadas. Pero por suerte conseguirás, si sabes buscar, buenas ofertas de impresión digital para empresas, acudiendo a servicios online. El criterio, el de siempre: calidad a bajo precio. En muchos sitios podrás incluso aspirar a atención personalizada.

Claridad en tus estrategias, un diseño inteligente y una fina labor de impresión son la tríada para el éxito en materia de imagen corporativa. Si a ello añadimos un buen programador web y un servicio confiable de hosting para tu Website, nada ni nada te sacará del carril a la hora de competir por la atención de tu público.

Imagen: Macrovector · Freepik

Author: Pablo Quintero

Co-CEO de Proyecto Kulto ● MBA (exchange), Entrepreneurship, Startups and VC - IE Business SchoolIE Business School. ● Full-time MBA, Business Administration and Management - The Australian Graduate School of Management (AGSM) @ UNSW Business School. ● Doctorado en Fisiología y Nutrición, Ciencias de la Nutrición - Universidad de Navarra.

Leave a Reply

Your email address will not be published.