Problemas comunes del redactor publicitario y cómo resolverlos

Escribir es una habilidad que siempre puede mejorarse. No importa si se escribe con frecuecia o de forma ocasional, es importante redactar bien para poder vender satisfactoriamente.

Escritor publicitario

Escribir es una habilidad que siempre puede mejorarse. No importa si eres un gran publicista o un especialista del marketing que rara tiene que ponerse frente al teclado; es importante mantener pulidas las habilidades de redacción para poder vender satisfactoriamente los productos.

La buena noticia es que escribir mejor no necesariamente significa dedicarse a aprenderse de memoria la gramática y sintaxis del idioma, o a crear oraciones más complejas; sino que en vez de trabajar en esa parte (que no deja de tener importancia para la comprensión de lo escrito), hay que centrar toda la atención en entender cómo conectar con los lectores.

Aquí apuntaremos 5 errores comunes (y cómo corregirlos) en la forma de redactar sobre los productos, bienes o servicios que interesa vender.

Características sin beneficios

Esto es el a-b-c, pero a veces, incluso a los veteranos, les cuesta evitar este error. Cuando se escribe acerca de un producto es fácil describir sus características, pero la gente no está preocupada por el amperaje del motor de una aspiradora, sino por el tiempo que durará en buen estado y el tiempo que se ahorrará usándola.

Si el redactor no logra convertir esas características físicas del producto en beneficios para el comprador, habrá perdido su tiempo.

Olvidar al público

Una clave para escribir bien es no olvidar al lector. Sin una idea clara acerca de los potenciales lectores será imposible lograr la conexión emocional requerida para que tomen la decisión a la cual lo está invitando.

La solución es investigar un poco acerca de la audiencia antes de redactar. Por ejemplo, visitando un mercado cercano a su zona y preguntando a los visitantes acerca de sus preferencias.

Tratar de hacer a todos felices

La tentación para cualquier redactor es tratar de que el producto o servicio sea útil para todos. Si se hace eso, el contenido del texto será tan genérico que en realidad no le interesará a nadie. Por lo tanto, lo que se requiere es un enfoque preciso al escribir.

Centrarse en un sector específico de compradores. Hablar con tal claridad tiene un efecto inmediato, es como llamar a la gente por su nombre.

Perder credibilidad

Es importante escribir con tanta autoridad como sea posible, por tanto hay que ofrecer tanta evidencia de lo que se afirma como esté al alcance. Esto puede lograrse entrevistando a expertos, aportando estudios e investigaciones y ofreciendo testimonios. Hay que asegurarse de incluir estos elementos en los textos para poder lograr los objetivos.

Proceso pobre de redacción

Existe la falsa idea de que una buena redacción es resultado de la inspiración, pero eso no es cierto. La inspiración es buena para quienes escriben poesía y textos literarios, pero para el publicista lo importante es establecer un método y una disciplina de trabajo, que incluye investigación, organización de las ideas y vaciado del contenido en un lenguaje claro y sencillo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *