Se plantea implementar un impuesto sobre la actividad digital en España

España plantea imponer un impuesto sobre la actividad digital que genera descontento entre las empresas más grandes del sector.

Se plantea implementar un impuesto sobre la actividad digital en España

Las actividades digitales son cada vez más comunes y pueden llegar a generar ingresos millonarios de forma anual. Por eso, desde hace un tiempo se evalúan formas para regular estas actividades en diversos países. Ahora, en España se plantea colocar un impuesto sobre ciertos servicios digitales.

El anteproyecto establece que el impuesto será del 3% sobre servicios de publicidad o venta de datos, cuando los usuarios los hayan proporcionado y otorgado permiso para ser utilizados.

¿En qué consiste?

No todas las actividades serán afectadas por el impuesto. Solo regulará las actividades entre empresas y clientes. Aquellas realizadas entre particulares no necesariamente tendrán que tributar.

Es un planteamiento que regulará principalmente las actividades de las más grandes corporaciones digitales. De hecho, deben facturar más de 750 millones anuales a nivel global. Esto incluye tres millones de facturación al año dentro de España.

Al impuesto se le ha denominado popularmente como “Tasa Google”, pues afecta principalmente al gigante de las búsquedas y a Facebook. Por su parte, Google ya hizo conocer su descontento frente a la propuesta.

El objetivo es recaudar alrededor de 1.200 millones de euros con el impuesto. También se hizo conocer que aquellas empresas que oculten su localización para evitar el pago de la tasa serán penalizadas por Hacienda.

Críticas en contra

Las críticas no han sido enteramente en contra del impuesto, sino en la forma en la que funcionará. Se implementará de forma unilateral y afectará principalmente a las grandes corporaciones. Esto puede ir en contra de regulaciones implementadas o planteadas en otras naciones dentro de la Unión Europea.

El gobierno de Estados Unidos tampoco está de acuerdo con la implementación de forma unilateral de la medida.

La ley de impuesto sobre las actividades digitales aún no se encuentra en vigor. Muchos esperan que los países dentro de la Unión Europea logren llegar a un acuerdo. Esto evitaría que las empresas que funcionan en el entorno digital estén sujetas a diferentes modelos de tributación, lo que para muchos no sería práctico.

Imagen: Freepik

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *