Qué es el crowdfunding y cómo puede servir a tu emprendimiento

El crowdfunding es una de las tendencias a la hora de empezar o de darle un empuje definitivo a un negocio. Te contamos todo sobre este método de financiación…

Qué es el crowdfunding y cómo puede servir a tu emprendimiento

Empresarios jóvenes, pequeños editores y líderes de proyecto están acudiendo a esta figura de financiación masiva para dar inicio a sus planes, a partir de la exposición pública de los mismos y la colaboración de los potenciales consumidores del mismo.

Es una forma más de la hiperpersonalización del consumo en la web, a través de una estrategia de pre-compra que empieza a rendir muy buenos resultados.

¿Cómo opera el crowdfunding?

El proceso no podría ser más sencillo:

A través de las diversas plataformas de exhibición de proyecto y recaudación de fondos (como Kickstarter u otras), se muestra al público los alcances del proyecto, sus pasos a seguir para constituirse y los estimados de capital necesario para iniciar el emprendimiento.

Luego, los inversores en potencia deciden por qué proyecto apostar y cuándo arriesgar, para lo cual la plataforma opera como un servicio de fundraising o acumulación de la inversión.

De tener éxito la iniciativa, se canaliza el capital recaudado y se da el empuje necesario para su concreción. Así, un aporte minúsculo de muchos se convierte en un espaldarazo masivo y decisivo para un proyecto que de otra manera tardaría mucho más en gestarse.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de intentarlo?

La estrategia para tener éxito a través del Crowdfunding es simple y podemos resumirla en los siguientes aspectos:

1. Exponer de manera eficiente el proyecto

La transparencia financiera y procedimental es clave para entusiasmar a los inversores, así como haber pensado ya el público específico al cual se dirige.

La virtud de este método está en que es posible alcanzar una inversión ofertando productos y servicios poco convencionales o incluso de un público hiper especializado, que no por eso resulte menos entusiasta a la hora de apostar por el emprendimiento.

También es posible que muchas startups se enfrentan a sus retos a través de una solicitud de este tipo, a cambio de poder mantenerse funcionando en un escenario amenazador o de dificultades.

2. Una buena campaña online es imprescindible

No basta con apostar a la suerte. Debe promocionarse el proyecto y su dinámica de Crowfunding lo más posible, pues nunca se sabe qué usuarios estarían interesados pero no frecuentan las plataformas típicas de inversión multitudinaria.

Esto es particularmente útil a la hora de alcanzar públicos alternativos.

3. No siempre se recauda el 100%

Hay que saber valorar la fe depositada por los cofinanciadores en el proyecto, por más que no se alcance la totalidad de la cifra prestablecida.

Arrojar resultados y publicitar lo conseguido hasta la fecha podría darle a la iniciativa el empuje final para llegar a la meta.

4. No hay que olvidar de dónde se viene

Incluso si ya el emprendimiento o la startup ha cosechado con el éxito la inversión masiva de sus precompradores, conviene no hacerlos a un lado en el futuro de la empresa, ya sea a través de promociones o reconocimientos públicos de algún tipo que retribuyan el esfuerzo de quienes se entusiasmaron con el proyecto antes de que naciera.

Aprovechando estas nuevas dinámicas de inversión, podremos dar ese paso que falta y alcanzar nuestras pasiones o sostener nuestros proyectos en marcha.

¿Y qué mejor forma de iniciar un proyecto que contando con la confianza de cientos o miles de pequeños inversores?

Imagen: Freepik

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *