¿Pueden los videojuegos desarrollar la agilidad mental?

Jugar a videojuegos, lejos de ser una actividad negativa, puede ayudar a aquellos que tienden a distraerse con facilidad, mejorando su capacidad de aprendizaje…

Esta actividad puede significar una gran ventaja para aquellos niños y adolescentes que, por el contrario, tienden a distraerse con facilidad y, por ende, tienen serios problemas de aprendizaje

Millones de niños y adolescentes de España y del mundo se hicieron fanáticos de videojuegos de todo tipo o naturaleza, muchos de ellos pasan horas frente al televisor o la computadora tratando de cumplir misiones o venciendo a sus oponentes y a enemigos en múltiples hazañas y retos. Esta actividad puede significar una gran ventaja para aquellos niños y adolescentes que, por el contrario, tienden a distraerse con facilidad y, por ende, tienen serios problemas de aprendizaje.

Este problema se hizo frecuente en varios países de Europa y Estados Unidos, tras comprobarse que muchos niños y adolescentes suelen tener problemas de atención, incluso recibiendo clases extracurriculares. Por otro lado, aquellos que despertaron demasiado interés en los videojuegos, logran concentrarse más en materias prácticas como matemáticas, artes pláticas y otras como inglés, historia y geografía.

¿Cómo los videojuegos logran desarrollar la agilidad mental?

Todos los videojuegos, sin importar cuáles sean, implican desarrollar habilidades para enfrentarse a diferentes retos, también despiertan en los niños y adolescentes esa necesidad de superarse y no rendirse ante las barreras o temer a los obstáculos. Los videojuegos, en su mayoría, enseñan a los jóvenes a batallar para impartir justicia, ayudar a quienes lo necesitan y, en un mundo virtual, empiezan a conocer sus verdaderos intereses, aquello que, en un futuro no lejano, les ayudará a decidir qué estudiar o a qué dedicarse.

Existen casos en los que Padres de Familia creen que los videojuegos distraen a sus hijos, los alejan de su realidad o los perjudican en sus quehaceres diarios, lo cierto es que, ejerciendo su autoridad como padres, pueden establecer horarios fijos destinados a esta actividad, asimismo, pueden controlar los videojuegos que tienen sus hijos y ver qué opciones son las más sanas o menos violentas, por ejemplo.

No se debe olvidar que todos los videojuegos tienen las características previamente mencionadas. Así como hay juegos entretenidos, también hay videojuegos que, más que ayudar a desarrollar agilidad mental en sus hijos, terminará aburriéndolos.

Lo que básicamente hacen los videojuegos con sus hijos es ayudarlos a coordinar sus destrezas mentales y físicas, pues ambas están trabajando simultáneamente. Esto es más que ventajoso porque más allá de desarrollar o fomentar la destreza mental y física, los está ayudando a saber que mientras uno sea persistente, logrará alcanzar todas sus metas.

Clasificación de los videojuegos

Así como hay videojuegos que implican acción y estrategia, también existen videojuegos de agilidad mental. Estos juegos pueden clasificarse también de acuerdo a la edad de los jóvenes por el contenido de sus demos, sus gráficos y las temáticas; existen para todas las edades.

Sean para niños, adolescentes o jóvenes adultos, los videojuegos tienen diferentes soportes, s decir, pueden jugarse mediante consolas como PlayStation, Nintendo, Xbox360, entre otros; también están aquellos que pueden descargarse para ser jugados desde computadoras y dispositivos móviles como laptops, celulares y otros.

Clasificándolos de acuerdo a la edad, existen videojuegos recreativos o de aprendizaje básico y con temáticas netamente infantiles; otros son para niños desde los 7 años en adelante y ya implican batallas, guerras, trivias, carreras, deportes, entre otros. Para quienes ya son adultos, pero aman de los videojuegos, pueden optar por juegos que requieran tácticas y apuestas como un casino online en España u otro país, por ejemplo.

Entre los videojuegos más novedosos están aquellos que no mantienen a los niños y adolescentes sentados o echados frente a una pantalla, consolas como Nintendo Wii trajo lanzó varios juegos que implican realizar actividades físicas al mismo tiempo como bailes, ejercicios, aeróbicos, entre muchos otros, los cuales no tienen límite de edad.

Los videojuegos aplicados al aprendizaje

La agilidad mental de los jóvenes es desarrollada cuando los videojuegos les obligan a enfrentarse a diferentes retos y en diferentes niveles que cada vez son más difíciles, eso los obliga a concentrarse y hallar soluciones inmediatas. Esto los ayuda en situaciones como un examen sorpresa o un control de lectura, entre otros ejemplos, ellos tenga más facilidad en recordar lo leído, pues su cerebro está más fortalecido y preparado para esas situaciones.

El tiempo límite de los videojuegos debe ser muy bien controlado y no debe ser más que las horas de estudio, esto es más que obvio. Cabe recordarlo para que los niños y adolescentes tengan en cuenta que si quieren divertirse con los videojuegos, también tiene que dedicarse al estudio y no descuidarse de otros quehaceres.

Para evitar que los jóvenes no se mantengan ocupado con los estudios y videojuegos solamente, invite a sus compañeros y amigos de vecindario a que juntos realicen ambas actividades. Es bueno que los niños y adolescentes socialicen, junto a sus compañeros y amigos, podrán ayudarse en ciertas situaciones y juntos descubrirán más alternativas o estrategias para ganar en cada juego y, en consecuencia, destacar en los estudios.

Imagen: Freepik

One thought on “¿Pueden los videojuegos desarrollar la agilidad mental?”

  1. Muy buen artículo, especialmente para tener en cuenta los consejos para los niños.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *