Regalos publicitarios: la acción de marketing que no puede faltar en Navidad

La Navidad es el momento más propicio para estrechar vínculos, cultivar relaciones y acercar nuestra marca a todos los clientes clave para el negocio…

regalos promocionales

Ya comenzaron las fiestas navideñas y con ellas una época mágica. Se respira el ambiente de fiesta por todas partes, con luces, decoraciones, árboles, nacimientos, campanas, villancicos, turrones, mazapanes… y muchos obsequios que todo el mundo recibe con alegría.

Es la fecha en la que las empresas demuestran a sus empleados, clientes y colaboradores que son personas importantes y apreciadas por ser parte de una relación sólida y valiosa, al mismo tiempo que refuerzan su identidad corporativa mediante un regalo personalizado.

Nunca el momento es más propicio para estrechar los vínculos, cultivar las relaciones y acercar la marca a todas aquellas personas que se consideran clave para el negocio.

Tipos de regalos personalizados

Al elegir el regalo apropiado, el nombre de la empresa permanecerá durante mucho tiempo en el entorno de quien lo recibe y también a la vista de otras personas. Por tal motivo, es importante planificar esta actividad con tiempo y seleccionar opciones originales que logren la atención.

Hay muchas alternativas de regalos, lo fundamental es que sean pertinentes y útiles: tazas, bolsos, mochilas, libretas, altavoces, bolígrafos, pendrives, agendas y carpetas, entre otro montón de posibilidades, que se presentan en una gran diversidad de estilos y colores. Y es igualmente primordial que sean artículos de calidad, sin que ello tenga por qué implicar un desembolso desmesurado. Es, sobre todo, un tema de creatividad y buen gusto.

Se debe considerar que muchas otras empresas regalarán cosas similares, por lo tanto, es especialmente relevante el estilo distintivo que tenga el obsequio. Por ejemplo, un bolígrafo puede ser al mismo tiempo una pequeña linterna, una taza puede cambiar de color dependiendo de la temperatura y un pendrive puede tener forma de corazón o de llave.

Un presente de calidad y con un diseño original será asociado a una marca innovadora. En la medida en que éste sea más atractivo, tanto los clientes como los empleados se sentirán más orgullosos de exhibirlo y la marca patrocinadora tendrá mayor probabilidad de mantenerse en el top of mind de los que deciden la compra del producto o la contratación del servicio.

Y, como en todos los negocios, en lo concerniente a regalos personalizados también hay expertos. La contratación de un proveedor profesional y conocedor de la materia en cuanto a regalos de empresa es lo que definitivamente marcará la diferencia.

El rol de los regalos publicitarios para empleados

En el mundo moderno, los empleados son considerados clientes internos, a los cuales que hay que mantener satisfechos, porque la calidad del producto o servicio final va a depender de lo motivados y comprometidos que estén los trabajadores.

El dinero es muy importante, pero un regalo tiene una connotación particular, entre otras cosas porque conlleva un significado de afecto y reconocimiento. Es por ello que las empresas acostumbran a hacer regalos personalizados especiales a sus clientes internos, tales como   camisetas, chaquetas, sudaderas o mochilas, para así reforzar el sentido de pertenencia a la organización.

Por lo general, los empleados se sienten orgullosos de su empresa, por lo que, si el regalo es bonito y de buena calidad, lo utilizarán en sus actividades cotidianas, dándole así difusión a la marca y atrayendo a nuevos clientes.

El rol de los regalos publicitarios para clientes

Los regalos promocionales se han convertido en toda una disciplina del marketing y se han desarrollado múltiples estudios acerca de su efectividad. Por ejemplo, en Estados Unidos existe una asociación denominada Promotional Products Association International (PPAI) que lleva a cabo numerosas investigaciones sobre la materia.

Algunas conclusiones de los estudios provenientes de la mencionada asociación, reflejan que el recuerdo de las marcas en los regalos publicitarios representa una gran ventaja respecto a los medios tradicionales. Al respecto, los resultados fueron que el 57% de los entrevistados logró recordar la publicidad en una taza, comparado con una media del 30% que lo hace cuando se emite por la radio y la televisión.

Así mismo, las personas encuestadas demostraron una actitud más positiva y un grado de lealtad mayor hacia la marca que patrocinaba el regalo publicitario que habían recibido, y en un altísimo porcentaje indicaron que la seleccionarían en su próxima compra.

Otro interesante sondeo indica que el logo del producto nunca debe invadir al regalo, sino que éste debe ser discreto. En cuanto a los colores, no tienen por qué ser los colores corporativos y, por el contrario, deben ser utilizados de acuerdo a lo que se quiera transmitir con ese obsequio específico.

Este estudio acerca de los colores determina, entre otros aspectos sumamente reveladores, que el amarillo es ideal para contrarrestar los días grises de invierno, porque transmite alegría, por lo que es el más adecuado para las prendas de vestir. Por otra parte, el marrón comunica estabilidad y confort al cliente, el verde es especial para los productos ecológicos o reciclables, y el negro significa prestigio, siendo, por lo tanto, muy apropiado.

El marketing y los regalos publicitarios

Como se desprende del punto anterior, los regalos publicitarios conforman toda una disciplina, por lo cual las acciones sobre este particular no pueden obedecer a impulsos ni ser esporádicas, sino que deben ser parte del plan de marketing y estar consideradas en el presupuesto de publicidad.

Una característica de los regalos publicitarios como medio, es que son de alcance reducido. Tratar de hacer una campaña para una zona de cobertura extensa puede resultar difícil y muy costoso, por lo que su uso fundamentalmente se dirige hacia el refuerzo de ciertas zonas, que deben ser cuidadosamente evaluadas, y como complemento de otras actividades publicitarias.

Por otra parte, si evaluamos a los regalos publicitarios como medio de difusión, su peso en la mezcla de medios dependerá de ciertas variables. Por ejemplo, si el producto es muy especializado o nuevo, el mensaje no tendrá mucho sentido porque la gente no entenderá de qué se trata, aunque sí puede servir para despertar la curiosidad.

Sin embargo, en esta ocasión el objetivo es estrechar los vínculos en la relación con los clientes, y ellos ya están familiarizados con el producto o servicio. Es una excelente ocasión para posicionar la marca si no fuera muy conocida.

Pero, sobre todas las cosas, la primera razón para enviar un regalo corporativo en estas fechas a los clientes es que éstos apreciarán, muy especialmente por ser Navidad, un detalle creativo y elegante.

Imagen: Freepik

One thought on “Regalos publicitarios: la acción de marketing que no puede faltar en Navidad”

  1. Muy de acuerdo en cuanto a cómo los regalos publicitarios hacen que recuerde la identidad corporativa de la empresa. Creo que son necesarios si queremos darnos a conocer.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *