Tipos de deudas y cuándo prescriben

Contraer deudas es habitual para emprendedores y empresarios, pero para no tener problemas es fundamental tener información sobre qué tipos de deuda existen, cuándo caduca una deuda…

Tipos de deudas y cuándo prescriben

Es muy probable que como parte de las decisiones financieras que tomes contraigas deudas en algún momento dado. Se pueden contraer diferentes tipos de deuda no solo con una entidad bancaria, sino también con Hacienda o con cualquier otro ente público o privado.

Al contraerlas son muchos los interrogantes que surgen, como cuándo prescribe una deuda o cómo responder ante una notificación de deuda enviada por un acreedor.

Conoce más sobre los diferentes tipos de deuda, sus características y cuándo caduca una deuda a continuación.

Tipos de deuda

Existen al menos 7 tipos de deuda:

  1. De seguros: ocurre cuando se vencen los plazos para la cancelación de una póliza, previo al tiempo de renovación. En caso de esta deuda, la aseguradora tiene hasta cinco años para reclamar el pago de la misma.
  2. De alquiler: sucede con el impago de las cuotas de un alquiler y también caduca a los 5 años.
  3. De préstamo personal: incluye también el impago de los intereses generados de la deuda y de las tarjetas de crédito.
  4. De tipo hipotecaria: tiene un plazo de reclamación por parte de la entidad bancaria de hasta por 20 años.
  5. De Hacienda: prescribe en un periodo de 4 años, en el que Hacienda revisa la declaración de la renta.
  6. De multa: incluye el monto de la multa contraída y de los intereses por mora en el pago de la misma. Tiene un periodo de prescripción de hasta cuatro años.
  7. De suministro del hogar: o de servicios básicos como luz, agua, gas, teléfono y cualquier otro servicio del hogar, que debe pagarse en un periodo de 5 años.

¿Cuando prescribe una deuda?

Primero, vamos a explicar el concepto de prescripción de deuda. Distintos códigos civiles coinciden en definir que la prescripción es una forma de adquirir cosas ajenas o de extinguir acciones y derechos ajenos, por no haberse ejercido dichas acciones y derechos durante cierto lapso de tiempo y concurriendo los demás requisitos legales.

Asimismo, existen dos tipos de prescripción, la adquisitiva, que permite obtener el dominio del objeto perteneciente a otra persona, y la extintiva, que pone fin a las obligaciones. En ambos casos, el requisito para que se dé la prescripción es el paso del tiempo.

En cuanto a lo que se requiere para que prescriba una deuda, existe un tiempo máximo de cinco años para su extinción, sin un plazo concreto especificado. Son dos tipos de condiciones (de las que se tiene que dar al menos una) para que una deuda prescriba:

  • Que la deuda no sea reconocida de forma explícita por el deudor.
  • Que el acreedor no haya previsto medio alguno –bien sea requerimiento notarial o carta– para ponerse en contacto con el deudor y notificarle de la deuda.

Caducidad de una deuda

¿Cuándo caduca una deuda? Generalmente, las deudas caducan al cumplirse un lapso de 5 años después de haber sido contraída. Se tiene en cuenta que, para que exista el vencimiento de la deuda, ha tenido que pasar el lapso de prescripción de la misma.

Ahora que ya conoces los diferentes tipos de deuda que existen y sus características puedes estar más seguro y no tener miedo a la hora de contraer alguna. Es algo habitual en el mundo de los negocios, solo debes estar prevenido para no correr ningún tipo de improviso de última hora.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *