Ideas de negocio entorno al componente medicinal del cannabis

El aceite de CBD sin THC que se extrae del cannabis se utiliza con éxito, entre otras cosas, para aliviar afecciones en la piel. Descubre cómo emprender con él…

aceites esenciales

El cannabis, además de ser ampliamente conocido por sus efectos recreativos, desde hace un buen tiempo ha generado otro tipo de fama y esa viene dada por el CBD, uno de los 60 componentes de la planta que tiene efectos medicinales.

El aceite de cbd sin THC que se extrae del cannabis ha sido muy utilizado para aliviar afecciones en la piel, tratar el insomnio, calmar el dolor, reducir el estrés y la ansiedad; sin el efecto recreativo que proviene de la inhalación del cannabis.

Gracias al gran auge de este aceite, muchos emprendedores han apostado por iniciarse en este incipiente pero muy demandado sector. Descubre algunas de las más rentables ideas para emprender de la mano del aceite de CBD.

¿Cuáles son las diferencias entre el aceite de CBD y el cannabis?

El componente activo de este aceite, el CBD o cannabidiol, es extraído de cualquiera de las variedades que existen de cannabis. Sin embargo, la principal diferencia entre el aceite de CBD y el aceite de cáñamo se halla en la concentración de los componentes activos. En el caso del aceite de CBD, la concentración de THC o tetrahidrocannabinol, el componente recreativo, es menor que en el aceite de cáñamo. De hecho, la proporción es de 1:1, donde las concentraciones de THC y de CBD se encuentran en el 10% en ambos casos.

Sobre el marco legal del aceite de CBD en España

Si bien es cierto que el consumo del aceite de CBD se ha incrementado en todo el mundo para el tratamiento de enfermedades como la psoriaris y la esclerosis múltiple, entre otras, en España todavía existen ciertas limitantes legales a superar por parte de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), y la AECOSAN (Agencia para Asuntos del Consumidor, Seguridad Alimentaria y Nutrición), para que el aceite sea incluido en la “lista de suplemetos alimenticios autorizados” y que pueda ser distribuido con la regulación necesaria en el país.

De momento, su comercialización dentro del territorio español se limita únicamente a su aplicación cosmética o de uso externo.

¿Se puede emprender con aceite de CBD en España?

Sí, siempre que sea en su aplicación de uso cosmético. En este caso, no existe ninguna traba legal ni administrativa en España para comercializar CBD. Para ello es indispensable que en el etiquetado del producto se lea “Solo para uso externo”.

Teniendo esto en cuenta, estas son las formas de emprendimiento más viables en España con el aceite de CBD:

  • Fábrica de botellas y envases de medicamentos tópicos: implica la producción de recipientes que cumplan con las regulaciones necesarias para la venta de aceite de CBD de uso externo. De hecho, se puede usar el componente para la fabricación de los propios envases, tal como se hace con la planta de cáñamo, la cual se usa para la elaboración de plásticos.
  • Inspector de control de calidad: se trata de convertirse en probador de aceite de CBD para garantizar que el producto cumpla con los estándares mínimos de sanidad previo a su lanzamiento al mercado. Se puede trabajar bajo la figura de consultor para empresas de la industria, ayudando en la inspección de todos los procesos.
  • Extracción de concentrado de CBD: esta es sin duda una gran parte del negocio del CBD, por lo que es una muy buena forma de emprender en este sector. La extracción y venta de concentrados de CBD se puede ofrecer a diferentes firmas farmacéuticas que la emplean como ingrediente activo para la elaboración de productos de la industria cosmética.

Imagen: Freepik

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *