La actualidad del sector inmobiliario en Guatemala

La difícil situación sanitaria y económica ha afectado a todos los sectores de la sociedad a nivel mundial. En el caso del negocio inmobiliario en Guatemala no ha sido diferente…

La difícil situación sanitaria y económica que se está viviendo a nivel global no ha dejado títere con cabeza y ha afectado a todos los sectores de la sociedad a nivel mundial. En el caso del negocio inmobiliario en Guatemala no ha sido diferente, y se ha sufrido una fuerte recesión en la compra venta de inmuebles por la disminución del poder adquisitivo. Sin embargo, los alquileres si se encuentran al alza, pues es el modo más sencillo de acceder en estos días a una vivienda

El sector inmobiliario ha sido uno de los más castigados por la crisis generada por el Covid-19 debido a la incertidumbre sobre el futuro, la situación económica tan desfavorable y las medidas de distanciamiento social. Se trata de la crisis global más impactante de las últimas décadas y el futuro se presenta como incierto.

El Real Estate en Guatemala

El sector inmobiliario, lejos de ser ajeno a la crisis mundial generada por el coronavirus, es una de las industrias más castigadas. La crisis actual ha cambiado la forma en que las personas viven, trabajan y consumen bienes y servicios, sin la certeza de saber cuándo se podrá volver a la vida tal y como se conocía con anterioridad, o ni siquiera si eso será posible.

Estos son los aspectos en los que la crisis global ha impactado en el sector inmobiliario.

Actualidad del sector inmobiliario

Las operaciones y las transacciones de compra venta prácticamente se han visto paralizadas desde que llegase la pandemia. El sector inmobiliario está centrado en disminuir sus gastos operativos, mantener el valor de sus activos y analizar los futuros escenarios posibles.

La población, por su parte, ante la incertidumbre, prefiere el alquiler frente a la compra. No se sabe con seguridad dónde estarán mañana, si tendrán que cambiar de ciudad o incluso de país en busca de trabajo… Este sentimiento de desarraigo unido a los problemas económicos que se viven a pie de calle hace que la compra venta de viviendas no sea factible en estos momentos. Tal y como señalan los expertos del sector Listacasas, listacasas.com/casas-en-alquiler-en-guatemala es la sección más visitada de su portal web

Escenario difícil también para los inversores

El covid ha traído consigo una importante pérdida de poder adquisitivo en la población, por lo que muchos inversores del sector inmobiliario están viendo cómo sus ingresos mensuales disminuyen mientras crece la morosidad entre sus inquilinos.

No obstante, para aquellos que tengan unas cuentas saneadas será una buena oportunidad para adquirir inmuebles que se encuentren en estos momentos con un importante descuento por la crisis económica actual. Sin embargo, debido a la incertidumbre, estas operaciones de inversión deberán ser profundamente analizadas contemplando diversos escenarios alternativos que podrán darse cuando pase esta crisis sanitaria, social y económica.

Cierre de negocios

La demanda de espacios para oficinas cae, ya que los trabajadores se encuentran operando de forma remota desde la seguridad de sus hogares. Es posible que esta tendencia se mantenga en el tiempo, incluso que se imponga cuando la crisis sanitaria haya pasado. Se trata de una evolución natural que ya se estaba dando antes de la llegada de la pandemia, el teletrabajo sumaba cada día más adeptos y ahora ha tenido un notable impulso dadas las circunstancias.

El cierre de locales comerciales crece, especialmente aquellos que no se dedican a la venta de productos de primera necesidad. Muchos minoristas tendrán que renegociar sus contratos de alquiler. El comercio electrónico, en cambio, vive una época de prosperidad, por lo que los pequeños comercios que no hayan realizado aún la adaptación al mercado digital deben dirigir todos sus esfuerzos en este sentido.

Red de distribución logística y almacenes

Con el crecimiento del volumen del comercio electrónico, las naves industriales y los grandes almacenes son el sector más importante dentro de la cadena de trabajo actual de las empresas.

De mismo modo que ocurría con el teletrabajo, el comercio electrónico ya venía sufriendo un fuerte crecimiento en las últimas décadas, que se ha visto favorecido exponencialmente con la llegada del coronavirus. Todo parece indicar que esta conducta por parte de los consumidores será permanente y que no disminuirá pasada la pandemia, por lo que las empresas aumentarán la demanda de espacios logísticos para el almacenamiento de inventario.

Hostelería

Es uno de los sectores más golpeados por la crisis. Las restricciones en la movilidad y la cancelación de conferencias y eventos a nivel global han hecho que la demanda de hoteles se haya reducido drásticamente.

Los inmuebles particulares y de inversores que se alquilaban temporalmente para el turismo pasarán a ofrecerse con contratos residenciales de larga duración, disminuyendo su rentabilidad. La magnitud del impacto dependerá de las medidas que adopte el gobierno para frenar la crisis sanitaria reactivar el turismo una vez que se alcance la normalidad.

Imagen: Freepik

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *