Reproducciones de calidad de cuadros famosos, una idea de decoración en pleno auge

No solo los originales reportan beneficios; también lo hacen las reproducciones. Muchas personas quieren lucir la misma obra en sus casas, y esta es la forma de lograrlo…

Sea cual sea tu lugar de residencia, es probable que, al ir a casa de algún amigo, familiar o simplemente vecino, hayas visto un cuadro famoso como los míticos de Van Gogh. No, tu conocido no es rico. Se trata de una reproducción que, a pesar de su asequible precio, tiene una gran calidad.

Así lo demuestran los cuadros de Van Gogh que pintan en COPIAMUSEO.COM. Uno de los más populares es el conocido bajo el nombre de La Siesta. Durante el transcurso de un internamiento en unas instalaciones destinadas a personas con problemas psiquiátricos, el neerlandés postimpresionista dio forma a esta obra maestra.

En otros tiempos era impensable tenerla en casa, pero hoy en día gracias a las reproducciones de calidad es más que viable. Sea cual sea el lugar en el que se coloquen este tipo de cuadros perfectamente copiados, le dan un empaque al hogar, el cual pasa a sumar puntos en términos de interiorismo.

Los espacios preferidos por quienes decoran sus hogares con cuadros de Van Gogh son el salón y el dormitorio, sobre todo el primero mencionado. En cualquier caso, es imprescindible que la zona haga gala de una buena iluminación para apreciar hasta el más mínimo detalle.

En este sentido hay que mencionar que las reproducciones están repletas de detalles, tratando de imitar a la perfección no solo la escena en su momento representada por Vincent, sino también las texturas.

Los encargados de las reproducciones se centran especialmente en ellas, ya que saben lo importantes que son. Sin las texturas no se disfrutaría tanto de una escena como la de La Siesta, la cual abarca a dos trabajadores disfrutando de un rato de descanso. Las tonalidades doradas de la paja, muy abundante en el escenario, contrastan con las azuladas del cielo.

Esta idea de decoración cada vez está más extendida. Tanto es así que algunos propietarios e inquilinos, tras comprobar el buen resultado obtenido al adquirir una copia al óleo de Van Gogh u otro pintor, no dudan en comprar otras más para disfrutar de un alto nivel artístico en su propio domicilio sin que ello suponga un desembolso astronómico.

Terminando con Vincent, otras obras cuyas copias se venden mucho son las de Camino rural en la Provenza por la noche, Melocotonero en flor y La noche estrellada. Los precios varían en función de varios aspectos, tales como la inclusión de un bastidor para el lienzo y las medidas de la obra.

Imagen: Freepik

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *