Cinco aspectos que tienes que tener en cuenta al iniciar una empresa nueva

Comenzar un nuevo negocio nunca es fácil, pero muchos jóvenes emprendedores están ansiosos por comenzar su viaje y muchos de ellos cometen los mismos errores en su intento por lograr el éxito…

Hasta el 90% de las nuevas startups que se crean fracasan, pero todos comienzan pensando que formarán parte de ese 10% exitoso. Aquí te contamos cinco aspectos en los que puedes enfocarte para tener la mejor oportunidad de convertir esos grandes planes iniciales en realidad.

1. Céntrate en los clientes

Para dirigir un negocio exitoso, necesitamos resolver problemas que otras personas tengan, e independientemente de lo buena que puedas pensar que es tu idea, sin tener feedback simplemente no puedes estar seguro de ello.

Por supuesto, debemos dedicar tiempo a desarrollar tu producto en un primer momento, pero la investigación de mercado es igualmente importante.

Recuerda, tú no eres el usuario, por lo que no importa si crees o no que tu producto es óptimo para ti y tus casos de uso. La única forma en que realmente podemos medir esto es probando con personas reales que tengan una vista imparcial sobre lo que pretendemos ofrecer.

2. Rodéate de un equipo completo

Construir un negocio es mucho más difícil cuando estás solo. Te llevará más tiempo pasar más allá de la fase inicial y no habrá nadie que te motive y te ayude con las tareas con las que te sientas menos cómodo.

Al crear un equipo para tu empresa, debes lograr el equilibrio adecuado. Trabajar con amigos que son similares a ti en muchos aspectos puede ser divertido, pero debes asegurarte de que cada miembro del equipo tenga atributos diferentes.

Si una persona es excelente con la tecnología, otra es un excelente vendedor y la tercera pieza del rompecabezas es un genio creativo, entonces ahí está la base de un equipo que puede funcionar bien.

3. Sé un apasionado de tu campo

Cuando te embarcas en una nueva empresa comercial, debes estar preparado para largas horas sin una gran recompensa financiera. Ser un apasionado de lo que haces es clave, puesto que lo contrario puede ser insufrible si además no se está generando dinero.

Por ejemplo, si estás buscando crear una aplicación para compartir piso, debes tener un gran interés en el mercado inmobiliario. Del mismo modo, si deseas crear una web sobre los mejores bonos casas de apuestas, todo lo relativo acerca del iGaming debería ser algo en lo que estés muy interesado.

Si amas lo que estás haciendo, es mucho más probable que puedas poner ese extra de energía que hará más probable que logres alcanzar el ansiado éxito.

4. Mantén tu enfoque

Muchas personas parecen pensar que solo porque son un emprendedor en ciernes, necesitan tomar un café con todos los que les envían mensajes en LinkedIn o asistir a conferencias para hacer contactos.

Estas cosas están muy bien, pero debes centrarte en el producto y en tus usuarios. Malgastar tu energía en otras cosas no es un buen uso de tu tiempo.

Desarrollar una estrategia de redes sociales es otra de las cosas con la que las startups pueden obsesionarse, pero hasta que no se tenga un producto que resuelva los problemas de los usuarios, es probable que sea innecesario.

5. Expande al ritmo adecuado

Si las cosas comienzan a ir bien y puedes sentir que tu negocio se está volviendo exitoso, puede ser tentador arriesgarlo todo para escalar más rápido.

Aquí es donde debemos tener cuidado. Solo porque hayamos experimentado un periodo de éxito, no hay garantía de que continúe en ese sentido, y si comenzamos a contratar a más personas y los ingresos se ralentizan, podemos terminar en un aprieto.

En lugar de disparar a toda máquina, aborde su expansión con precaución y evalúe todos los riesgos posibles antes de tomar decisiones que podrían cambiar la faz de su negocio.

Imagen: Freepik

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *