Adicción al tarot de última generación, nuevas tecnologías y formas de pago

Atrás quedaron los prejuicios sobre los servicios de tarot y videncia. Las nuevas generaciones ven en la adivinación una herramienta más para la toma de decisiones…

Aunque nunca lo hayas pensado como tal, es cierto que la adicción al tarot es otra de esas adicciones más comunes que tenemos en la sociedad. El motivo es porque todos, o la gran mayoría, tenemos ansias por saber qué es lo que nos depara la vida, por las cosas más misteriosas y por todo aquello que se nos escapa de nuestra capacidad de visión.

Es por todo ello que el tarot de última generación se ha puesto de moda. Si lo pensamos bien, la idea del tarot también ha ido evolucionando y adaptándose a los nuevos tiempos. Por ello, no es algo que quede atrás en el tiempo, sino que viaja con él. Para ello, se aceptan nuevas formas de pago con una manera de dar ese paso adelante y avanzar con los tiempos.

La adicción al tarot: Un problema que sigue evolucionando

Porque quizás es cierto que no se le da la categoría de problema en muchos aspectos. Pero todo en su justa medida puede ser bueno para nuestra vida, aunque cuando sobrepasamos ciertos límites, entonces ya no hablamos de nada saludable. A pesar de que el mundo sigue evolucionando, todavía son muchas las personas que siguen recurriendo a este tipo de consultas. Porque tienen ese afán de querer saber qué es lo que llegará a sus vidas, en qué momento y cómo.

Como sabemos, todas esas adivinaciones no tienen una garantía científica de por medio, pero sí un gran coste económico. Además de que la persona que lo prueba una vez, va a repetir en otras muchas. Porque seguro que tendrá la necesidad de seguir conociendo más aspectos sobre su futura vida, tras haberse cumplido los primeros. Ya conociendo estos datos sabemos que por un lado está esa información que reciben de los videntes, que puede tener un gran impacto en sus vidas, mientras que, por otro, no nos podemos olvidar de lo que supone el gasto económico que todos estos canales ocultan. A pesar de que son muchos los que buscan y apuestan por las videntes buenas y baratas que salen en internet, televisión o en prensa. De ahí que lo mejor, sea dejarse llevar por los grandes nombres y las que más trayectoria tienen tras de sí.

El tarot de última generación

Hace muchos años, las consultas solían hacerse de manera presencial. En ellas, las preguntas y conclusiones todavía eran más cercanas. Tiempo después se pasó al mundo de la televisión y hasta vía telefónica. Por lo que ahí comenzamos a hablar de las líneas con unos prefijos que todavía conocemos o retumban en nuestra cabeza. Ya que han sido muchas las personas que los han marcado en búsqueda de respuestas ante una vida complicada y un futuro incierto.

Hoy en día el tarot 806 barato es ya toda una realidad. Aunque es cierto que hay que seguir pagando e invirtiendo una cantidad de dinero si quieres consultar tu destino. Te encontrarás con grandes nombres dentro de la videncia, si accedes por esta vía. Porque, aunque la práctica es realmente antigua, ha evolucionado con los tiempos. ¿De qué manera? No en su ejecución sino en sus métodos de pago. Aunque no te lo creas, la accesibilidad es algo importante para poder conseguir lo que deseamos. Por lo que, si tienes adicción al tarot, esta no mejorará. Realizas tu consulta y pagarás a través de las diferentes plataformas que ya conocemos en el mundo tecnológico que vivimos.

Por un lado, podrás usar tu cuenta de PayPal para realizar el pago. Sabemos que es una de las prácticas más recurrentes y sencillas. Una especie de banco online, donde tienes una cantidad de dinero que podrás gastar a tu antojo. Claro que, si no te has decantado por ella, también dispones de pago con tarjeta Visa. Una vía que también solemos usar para cualquier tipo de compra por internet, por lo que cada vez son más las personas que apuestan por ella. Aunque tampoco nos queremos olvidar de Bizum, donde se han unido las diferentes entidades bancarias, dando lugar a una app con la que podrás pagar de manera inmediata. ¡Más facilidades, imposible!

Cómo saber si tenemos adicción al tarot telefónico

Hay que reconocer que cuando te metes en una espiral como esta, estamos adentrándonos en un mundo realmente adictivo. En líneas generales, a la persona le gusta todo lo relacionado con la adivinación, ya sea a modo de cartas como en el mundo de las ciencias ocultas en general. Por lo que es el perfil más comentado, aunque otros muchos se han ido definiendo con el paso del tiempo. A partir de aquí, lo único que se necesita es contactar con las mejores videntes y de larga trayectoria para descubrir qué es lo que nos depara el futuro.

En ocasiones, después de atravesar algún problema complicado, necesitamos respuestas y quizás, el mundo del tarot telefónico sea una de las mejores vías para ello. Necesitamos encontrar respuestas y estas, no aparecen en los libros. Al llamar y escuchar respuestas, se siente como un gran alivio y ahí comienza todo. Porque cada vez son más las ganas de llamar y de seguir recopilando dichas respuestas.

La persona que tiene adicción al tarot mientras realiza sus actividades diarias, está pensando en el momento de esa llamada, de esa conexión con información nueva. Por lo que su mente ya tiene un espacio dedicado a dicho fin. Es por ello que pasa al comportamiento de nuestro día a día y en ocasiones, a la obsesión. Algo que no se calmará hasta que vuelvan a conseguir información. Como es un gesto que puede ser rápido y sencillo, hace que todavía la ansiedad crezca cada vez más.

Lo que necesitamos encontrar está siempre relacionado a varios temas como son el amor, la salud, el dinero y como no, el trabajo. De ahí que la persona se va dejando llevar hasta que realmente escucha lo que necesita. Pero eso sí, no será hasta que lleguen las primeras facturas cuando realmente comience a darse cuenta de que hay un problema de por medio.

Pero cuando las videntes buenas son las que aportan la información, la persona en cuestión se queda más tranquila. Porque cree que está en buenas manos y que tiene el control. Algo que si se alarga en el tiempo ya vemos que realmente no es así. La adicción al tarot se trata de una vía de escape para muchos, porque necesitamos llenarnos de un poco de optimismo de cara a nuestro futuro y a nuestra vida. ¿Te ha ocurrido?

Imagen: Freepik

Author: Pablo Quintero

Co-CEO de Proyecto Kulto ● MBA (exchange), Entrepreneurship, Startups and VC - IE Business SchoolIE Business School. ● Full-time MBA, Business Administration and Management - The Australian Graduate School of Management (AGSM) @ UNSW Business School. ● Doctorado en Fisiología y Nutrición, Ciencias de la Nutrición - Universidad de Navarra.

Leave a Reply

Your email address will not be published.