Tipos de hosting: ¿Cómo elegir el que mejor se adapte a tu empresa?

El hosting es una herramienta esencial a la hora de iniciar un proyecto web y, dado que se trata del lugar donde se va a almacenar toda la información relacionada con la página, es indispensable contar con el mejor plan de almacenamiento posible…

Ilustración de servidores y tecnología informática

Además, también es importante pensar en los documentos, imágenes, y archivos adicionales que deberán estar disponibles para los usuarios y que, por supuesto, consumen espacio. 

Tipos de hosting para clientes 

Para cualquier clase de negocio es necesario tener presencia en internet, y la mejor forma es hacerlo mediante un sitio web con almacenamiento de Hostinger, uno de los mejores proveedores de hosting del país, con diversidad de planes a disposición que se adaptan a las necesidades de los usuarios. La idea de tener una página web es poder mostrar al mundo los servicios o productos que ofrece un determinado negocio, o por el contrario, ofrecer un sitio con información relevante o de interés. 

Entre los más populares, están los hostings compartidos, que como es una opción económica y bastante funcional, es un buen recurso para aquellos que se enfocan en una página web minimalista y de carácter informativo. En otras palabras, al no ser un sitio muy exigente no hay ningún problema en que se comparta con otros usuarios el almacenamiento contratado. Pero, no hay que dejar de lado que todas las herramientas se verán limitadas, entre ellas la memoria RAM, aunque cada usuario tenga su propio espacio disponible.  

Beneficios del hosting compartido 

Para quienes se inician en los negocios en línea o son emprendedores, esta es una buena forma de comenzar en el ámbito digital y pueden sostenerse con algo que no sea propio. Cómo hemos mencionado antes, siempre tienen los planes más accesibles, pero también ofrecen los recursos más simples y limitados. Es una buena opción cuando se trata de un sitio web promocional o para dar información precisa a los clientes, pero no para mucho más.

¿Qué es un hosting dedicado?

Es también conocido como un servidor dedicado, y es una excelente segunda opción cuando necesitas contratar alojamiento para tu página web. Está clase de hosting permite al usuario tener el control total sobre las herramientas, así como también el acceso a servicios más profesionales, con grandes exigencias y recursos propios.

A pesar de ser un alojamiento más costoso, es ideal para grandes proyectos web que necesitan actualizaciones constantes o un flujo de archivos de gran tamaño. Funciona muy bien en este tipo de casos, y el tiempo de carga de la página es el principal beneficio de este hosting. 

Al utilizar este almacenamiento se tiene acceso directo al software y hardware, además de que se mejora la seguridad y disponibilidad del sitio. Adicional a ello, tanto el rendimiento como la velocidad también se ven aumentados. Pero, al final del proceso de diseño de una página web la mejor decisión de hosting es aquella que no afecte tu bolsillo o la rentabilidad del negocio en línea. 

Relacionado a los VPS

Existe también la opción del VPS, un hosting privado, pero de carácter virtual que se mezcla con un servidor físico, es decir, una especie de hosting híbrido que combina lo mejor de ambas partes. En este caso, el servidor funciona bajo su propio sistema operativo y, la mejor parte, es que no se comparte la memoria RAM y se puede reiniciar de manera independiente.

Imagen: Fullvector · Freepik

Author: Pablo Quintero

Co-CEO de Proyecto Kulto ● MBA (exchange), Entrepreneurship, Startups and VC - IE Business SchoolIE Business School. ● Full-time MBA, Business Administration and Management - The Australian Graduate School of Management (AGSM) @ UNSW Business School. ● Doctorado en Fisiología y Nutrición, Ciencias de la Nutrición - Universidad de Navarra.

Leave a Reply

Your email address will not be published.