La economía gig, el futuro ambiente de trabajo

Contratar a freelance para trabajos muy específicos en áreas muy concretas durante un periodo de tiempo limitado. Descubre las ventajas y desventajas de esta nueva forma de trabajo…

La economía gig, el futuro ambiente de trabajo

Las formas en que las personas se desenvuelven en el mundo laboral se han diversificado mucho en los tiempos modernos. El mundo informático y digital está cada vez más presente en nuestras vidas, donde podemos socializar, comprar, pagar varios de nuestros servicios básicos y por supuesto, ahora podemos hasta trabajar de manera cómoda desde nuestro hogar.

Llama especialmente la atención que en la última década ha ido surgiendo y prosperando sobre todo con los emprendedores una nueva manera de trabajar de forma remota, sin necesidad de estar presente físicamente en una empresa y trabajar para ella, esto es, la economía gig.

Se trata de un sistema de mercado libre, donde las compañías que requieren de servicios profesionales en múltiples áreas como diseño, contabilidad, redacción y hasta el ámbito legal, entre varias otras, contratan a trabajadores independientes de estos nichos por medio de contratos de corta duración con trabajos muy específicos para ser completados durante un tiempo concreto. Hablaremos acerca de ello en este artículo.

¿Que es la economía gig?

Como hemos expuesto al principio de este artículo, se trata de un sistema de mercado libre en el que las posiciones temporales son comunes y las organizaciones contratan a trabajadores independientes para compromisos a corto plazo.

Aunque el término “gig” proviene del inglés y se usa normalmente para referirse a cosas relacionadas con la música, en esta ocasión el término hace referencia a un trabajo o contrato de trabajo por un periodo de tiempo específico.

Los emprendedores que se desempeñan en este novedosa forma de trabajar incluyen a personas independientes, contratistas y negocios pequeños que han decidido lucrar de esta forma ofreciendo sus conocimientos, fuerza laboral y profesión de manera remota.

¿Eres bueno en contabilidad o en marketing digital, o simplemente quieres desarrollarte mediante la redacción de artículos para nichos de tecnología y salud para compañías como Perfect Body Mate por poner un ejemplo? La economía gig es para ti y puedes sacarle un muy buen provecho.

Ventajas y desventajas de trabajar como profesional en la economía gig

Por supuesto, no todo es color de rosas y hay factores que hay que tener en consideración si quieres desenvolverte en el mundo de la economía gig. Te hablamos un poco sobre los pros y los contras al trabajar de esta forma.

Desventajas

Hablaremos primero de las desventajas. Hasta ahora hemos visto que trabajar de esta manera brinda comodidad para la persona que trabaja, además de eficiencia y bajos costos para la compañía o persona que se encarga de emplear. Lo cierto es que también hay cosas que bien podrían no ser de nuestro agrado cuando nos dedicamos a esto.

Uno de los puntos más preocupantes en este aspecto es que la mayor parte de las personas que se desenvuelven en la economía gig, no cuentan con protección social ni tampoco cuentan con un fondo automático de descuento para su jubilación.

Enfermas y no cuentas con un seguro laboral, todo se complica. Tampoco las vacaciones, que muchas veces son forzadas, pues no siempre llueve el trabajo, no son pagadas. De hecho el tiempo que tengas libre no estarás percibiendo dinero como lo harías con un trabajo convencional.

La parte positiva es que muchos de estos problemas tienen una solución sencilla, pues puedes crear tu propio fondo para tu jubilación, guardando siempre un porcentaje de tus ingresos para este fin, contratar tu propio seguro para que te cubra en casos de imprevistos, y gozar de cierta libertad subcontratando personas que trabajen para ti, por supuesto con una revisión constante de que todas tus entregas a tus clientes estén en orden.

Ventajas

Ahora vamos con la parte buena. Si no cuentas con un empleo fijo, esta puede ser una buena forma de independizarte, emprender y crear tu propio negocio.

Lo mejor es que no necesitas otra cosa más que tu experiencia y conocimientos para dedicarte a esto, además de por supuesto una buena disposición y ser responsable.

Hay que tener en cuenta de igual forma que en la economía gig no se comienza por lo alto en el momento “cero”, el crecimiento es paulatino y siempre es bueno contar con otra forma de ingresos mientras crecemos en esta área.

Actualmente hay profesionales altamente calificados que se desarrollan y trabajan independientemente para las empresas, cuentan con un buen sentido de organización y están constantemente adiestrandose para mejorar la calidad de sus servicios y que estos se revaloricen.

Como podemos ver, la economía gig es la gran novedad del mundo moderno laboral. Es una tendencia que cada vez abarca más y más terreno hasta convertirse hoy en día en una de las formas más eficientes de trabajar.

Para los próximos años se seguirá vislumbrando un gran crecimiento de este nicho de mercado, además de que el pago de este tipo de servicios se está revalorizando para convertirse cada vez más en una de las maneras más lucrativas y cómodas de trabajar sin necesidad de presencia, lo mejor es que tanto empleador como empleado se benefician ampliamente.

La economía gig ha llegado para quedarse con nosotros y brindarnos mejores posibilidades laborales, aprovechando los avances en tecnologías de la información y comunicación.

Imagen: Freepik

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *