Productos de lujo: la nueva industria brillante y creciente que resiste las crisis

El mercado de los productos de lujo sigue en escalada y muestra su cara más reluciente, sin inmutarse ante las crisis. Lo bueno de ofrecer productos y servicios cuando el precio no es un problema…

Productos de lujo

Los bienes y servicios de lujo están pasando por su mejor momento. Todo apunta a que no se trata de un comportamiento errático ni temporal. El hecho es que los tres últimos años han sido de vacas gordas para la industria que ofrece productos y experiencias dignas de multimillonarios.

Lo cierto es que la tendencia pone en evidencia que el lujo se ha vuelto en una de las mejores maneras de sortear las crisis. Lo hemos visto con las ventas en alza de mansiones que ni se inmutan en tiempos de economía resentida, y ahora lo vemos con el favoritismo por los artículos de opulencia.

¿Las razones? El incremento de las ventas por Internet, la consolidación de Europa como el gran productor de artículos para ricos y famosos (concentrando 70% de las marcas) y la sorpresa de China como el nuevo y gran consumidor de productos premium, sin olvidar la creciente participación de los millenial como consumidores nativos del mercado digital.

Desde coches hasta plumas y mecheros

¿Y qué están comprando con tanta avidez los ricos? No estamos hablando solo de coches de lujo, que es una de las compras preferidas de los ricos y famosos (con 42% del mercado), sino de alojamientos costosos y objetos personales suntuosos como plumas y encendedores de oro macizo que, además de distinción, son vistos como una inversión.

Las ventas por Internet acercan a compradores de todo el mundo cada vez más interesados en adquirir objetos de excelencia como los mecheros Dupont de oro y otros metales preciosos. Las joyas, plumas, encendedores de prestigio y otros artículos personales hard luxury representan el 23% de un mercado floreciente atraído por el brillo del oro, el lujo y la distinción.

De acuerdo con los últimos balances del sector, el fenómeno aporta muchas pistas sobre hacia dónde podemos apuntar como empresarios o emprendedores.

Entre todos los rubros, liderados por los coches, artículos personales, alojamiento, viajes, gastronomía gourmet y otros, el mercado del lujo es un músculo que reporta ganancias anuales que superar los 1,2 billones de euros al año.

La seducción del mercado online

Según el Observatorio del Mercado Premium del IE, el consumo de bienes personales continúa una tendencia “implacable” hacia el territorio online, reportando ventas que crecen a un paso anual de 24%.

Mientras 50% del mercado de productos lujosos de uso personal se concentra en compradores de los Estados Unidos, con 23.000 millones de euros en ventas solo en 2017, Europa y Asia siguen ganando terreno en la adquisición de accesorios personales de primera clase que se venden más en línea.

Según el Observatorio, estos accesorios llamados hard luxury, entre los cuales se encuentran las joyas, relojes y encendedores, reportan 31% de las ventas desde la web ¿Los grandes perjudicados? Los grandes almacenes y tiendas físicas que se han visto obligadas a repensar sus estrategias ante este inminente avance del ecommerce y el m-commerce con consumidores con billeteras cada vez más gordas y selectivas.

El informe The Luxury and Cosmetics Financial Factbook 2018, levantado por EY, advierte que las ventas de productos suntuosos alcanzarán los 517.000 millones de euros en el 2021, lo que nos obliga a ampliar nuestros horizontes.

Aprovechar esta ola y abrirnos paso en nuevos nichos apetitosos como el mercado de lujo ya no es cuestión de soñadores, sino una estrategia próspera en un mundo donde la competitividad nos exige nuestra mayor creatividad, apertura y apuestas por mercados no tradicionales.

Imagen: Freepik

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *