Las “cripto” y las empresas: una combinación en auge

Cuando surgieron las divisas virtuales, descentralizadas y totalmente independientes de cualquier entidad, muchos no entendían cómo estos nuevos recursos económicos podían formar parte de sus actividades…

Ilustración de inversión o pago en criptomonegas a través de un móvil

Las grandes compañías las evaluaban con recelo, y los usuarios más tradicionales se preocupaban por comprender el funcionamiento detrás del sistema. Sin embargo, hoy en día es mucho más fácil adaptarse a este mundo. Especialmente gracias al desarrollo de plataformas especializadas como mining bitcoin, que brindan todas las herramientas necesarias para invertir y obtener beneficios reales.

En el caso del mercado corporativo, cada vez son más las marcas que deciden apostar por las inversiones en criptomonedas. Parece complicado, y a veces hasta imposible, pero la realidad es que esta alternativa puede potenciar en gran medida el capital de las pequeñas y medianas empresas.

Entendiendo qué son las criptomonedas

Las criptodivisas, criptomonedas o criptoactivos son monedas digitales creadas con la intención de utilizarse de manera descentralizada, fuera de los parámetros bancarios tradicionales o de autoridades gubernamentales.

Funcionan con la tecnología Blockchain, o cadena de bloques. El soporte de este sistema se basa en dos pilares fundamentales: criptografía cibernética de máxima seguridad y el registro de transacciones en un libro público. Con estos dos elementos combinados es posible ofrecerle al usuario operaciones transparentes, seguras, rentables y automatizadas.

Entre los nombres más reconocidos se encuentra el Bitcoin (BTC), creado en 2009 por Satoshi Nakamoto, Ether (ETH), disponible desde 2015, y una de las más nuevas en el mercado, GlobalDCE, cuyo lanzamiento se dio en 2021.

Cómo pueden beneficiar a las empresas

La revolución económica y tecnológica que implica el uso de este tipo de monedas digitales es muy interesante, y ha logrado tener una importante influencia en diferentes mercados. Por un lado están los brokers, traders o mineros, personas dedicadas a la gestión de criptomonedas desde diferentes aspectos. Y por el otro, están las pequeñas, medianas y grandes empresas que han aprovechado estos elementos para beneficiarse financieramente.

Actualmente se puede comprar y vender criptodivisas desde cualquier parte del mundo y son muchos los comercios que las admiten como parte de sus alternativas de pago.

Por esta razón, las empresas más modernas y actualizadas han optado por incluir monedas digitales tanto para pagarle a sus colaboradores como para potenciar sus inversiones o capitales.

Es una forma de gestionar dinero virtual, de establecer alianzas comerciales con clientes o trabajadores de todas partes del mundo y generar ingresos adicionales.

Por ejemplo, si una empresa Mexicana quisiera iniciar una relación de negocios con proveedores ubicados en China, las criptomonedas podrían servir como forma de pago.

Esto sin mencionar la importancia de la variación de precios en el mercado virtual. Esta es, sin duda, una de sus características más destacadas. Porque si bien es cierto que se necesita tiempo y estudios para determinar patrones de fluctuación de valores con exactitud, una vez que el precio de una moneda sube exponencialmente, los usuarios ven incrementadas sus inversiones de manera inmediata, sin necesitar nada más allá de un buen servicio de internet.

Imagen: Freepik

Author: Pablo Quintero

Co-CEO de Proyecto Kulto ● MBA (exchange), Entrepreneurship, Startups and VC - IE Business SchoolIE Business School. ● Full-time MBA, Business Administration and Management - The Australian Graduate School of Management (AGSM) @ UNSW Business School. ● Doctorado en Fisiología y Nutrición, Ciencias de la Nutrición - Universidad de Navarra.

Leave a Reply

Your email address will not be published.